¿Por qué cambiar el inodoro de posición?

Muchas personas suelen preguntarse si el cambiar el inodoro de sitio es recomendable e incluso si esto puede ser posible y en definitiva la respuesta es sí, pero para eso se debe estudiar con cuidado la posición en la que desea cambiarse el inodoro. Hay que tomar en cuenta la caída que se debe tomar y la distancia en la que se va a separar el inodoro del lavamanos ya que estos son puntos importantes a la hora de realizar la remodelación.

¿Dónde está el bajante?

El bajante es la tubería vertical que permite evacuar las aguas fecales o negras del edificio. Los sanitarios se conectan a través de cañerías horizontales de diámetro inferior al bajante y lo más importante, para su correcto funcionamiento, siempre deben tener una ligera pendiente para que los residuos no se queden estancados. Puesto que los residuos del inodoro son mayores que los del resto de sanitarios, su tubería horizontal es la que más pendiente debe tener.

 

Altura de los sanitarios

Cuanto más alto sea el sanitario, más distancia podremos recorrer, pues, con una tubería horizontal sin llegar a cruzar el suelo.  Esta es la razón fundamental por la que el lavabo es el sanitario que más lejos puede situarse del bajante, seguido, por orden, por: el bid?? la bañera, la ducha y el inodoro. A la hora de imaginar una nueva distribución éste será el aspecto más importante a tener en cuenta.

 

¿Cómo escondemos esas tuberías horizontales?

En el caso del lavabo normalmente se empotra en la pared, pero en el resto de casos lo más habitual es que la conexión se haya hecho cruzando el suelo y haciendo la conexión en el falso techo de piso inferior. Cuando se construye de nuevo, es lo más sencillo, ahora bien ¿qué hay que hacer si queremos reformar el baño y modificar la posición, debiendo modificar, también, esas cañerías?

En primer lugar y lo más sencillo es hablar con nuestro vecino y pedirle permiso para poder trabajar desde su piso. En algunos casos los falsos techos de los baños tienen registros, si son de cartón-yeso (tipo Pladur) o bien son directamente registrables (si son de lamas de aluminio), pero en otros casos no, por lo que además de darnos permiso para poder trabajar en su piso, también deberemos hacer un registro y repararlo posteriormente. Si por las razones que sea esta opción es inviable entonces habrá que buscar una solución en el propio baño.

La elección de una distribución óptima en función de la situación del bajante es el primer paso a seguir, pero si aun así creemos conveniente que el inodoro o la ducha estén más alejados, entonces no tendremos otra opción que elevar estos sanitarios elevando el suelo de parte del baño. Esta opción, con un buen diseño, puede acabar resultando muy funcional y estéticamente interesante. Un arquitecto o un decorador pueden os pueden dar ese valor añadido.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *